logo150

slide4

unoevaluaUno a Uno el Che evaluaba a sus hombres

Trimestralmente uno a uno el Che anotaba sus impresiones sobre los combatientes de la guerrilla
Vea aquí este documento...

rojo002Manuscrito del Diario del Che en Bolivia

¿Imaginó usted que podría leer directamente el manuscrito del Diario del Che en Bolivia?

Ahora puede hacerlo, haga:  click aquí…

Diario del CheEl Diario del Che en Bolivia

Edición Digital del Diario del Che cotejada con el manuscrito original, contiene nota aclaratorias fichas biográficas y otros documentos.
Descargue aquí...

A quienes lleguen hasta aquí:

carlossoria libros

Como no podía ser de otra manera, la presencia del Che en Bolivia dejó una huella remarcable en este país ubicado al centro de Sudamérica. Impactó en varias generaciones de bolivianos y de cierta forma sigue presente en los ámbitos políticos y culturales. Su imagen aparece en sitios públicos, medios de transporte, camisetas, gorras, en las pancartas de muchas organizaciones sociales y en los corazones y mentes de muchos bolivianos. El actual presidente Evo Morales lo mencionó en su discurso de posesión en el Congreso, asistió a los actos conmemorativos de los cuarenta años de su caída y ha colocado un inmenso retrato de él en el propio Palacio de Gobierno en la ciudad de La Paz

Por una serie de razones generacionales, emotivas y de inclinaciones profesionales, quien esto escribe convirtió el tema Che en Bolivia en el objeto principal de sus investigaciones periodísticas.

Produjo algún material escrito al respecto y publicó documentos inéditos o casi inencontrables relacionados con el tema.

Ya era hora de que tales textos estuvieran también disponibles en la Web. Por eso este sitio, levantado con el exclusivo esfuerzo personal y el apoyo invalorable de Antonio Soria Galvarro, primogénito de la generación post Che, quien tuvo la iniciativa además de poseer las destrezas tecnológicas y la capacidad de administrarlo.

El sitio se ampliará constantemente incorporando la producción de otros autores así como también el resultado de la participación interactiva de los usuarios. Asimismo, se espera la cooperación voluntaria de personas e instituciones para hacerlo sostenible en el tiempo

Atentamente:

Carlos Soria Galvarro
Periodista boliviano
csoriag@yahoo.com

Semanario La Época. La Paz, julio 2007

Maité Rico y Bertrand de la Grange han decidido que el hallazgo de los restos del Che en 1997 es una solemne mentira inventada por Fidel Castro.

Ambos son periodistas vinculados a importantes medios europeos. Es natural, entonces, que nos preguntemos cuál es en realidad el fundamento y la motivación que tienen para semejante afirmación. ¿Se trata de una noble búsqueda de la verdad? ¿Es solamente un porfiado afán periodístico de ir contra la corriente? ¿Quizá es nada más una apuesta para cobrar notoriedad? ¿O, en la peor de las suposiciones, ambos son ingenuos o perversos portavoces de una patraña política urdida por los enemigos de Cuba y su líder histórico? Antes que inclinarme por alguna de las posibles respuestas, prefiero analizar uno a uno sus argumentos, las formas de expresión que utilizan, los contextos que examinan y las repercusiones que han provocado. Que los lectores sean ellos mismos quienes saquen sus propias conclusiones.

(Introducción al cuento "La emboscada" de Adolfo Cáceres Romero, en el libro "Los diez mejores cuentos de la literatura boliviana", selección de César Verduguez. Ed. Plural, La Paz, 2007)

 Adolfo Cáceres Romero es un literato de arraigada e irrenunciable vocación, un hombre consagrado a la Literatura. Dan fe de ello su abundante producción: numerosos cuentos, entre ellos “La emboscada” (1967), uno de los más conocidos y traducido a varias lenguas; sus novelas “La mansión de los elegidos” (1973), “Las víctimas”(1978) y “La saga del esclavo” (2006). Pero también su incansable labor de investigador y docente universitario, producto de lo cual están, entre otros, sus tres volúmenes de la “Nueva Historia de la Literatura Boliviana”, su “Diccionario de la Literatura Boliviana” (1997), su “Manual práctico de redacción” (1998) que ya lleva muchas ediciones, sus antologías “Poesía boliviana del siglo XX” (Edición bilingüe español-francés), “Poesía quechua en Bolivia” (en quechua, español y francés) y “Poesía quechua del Tawantinsuyo” (2000).

Periódico Quincenal "Juguete Rabioso"14 Sep 2005

Acerca de la difusión de los escritos del Che

Es sabida la dificultad de leer y transcribir la "letra de médico" del Che. Pero, por eso mismo, quien se lanza a esa tarea debe apoyarse en el conocimiento de las circunstancias que rodean lo que escribió y hasta la geografía por la que el personaje transitó. De lo contrario se incurre en imperdonables errores de trascripción.

Y eso es lo que lamentablemente ocurre con la publicación de fragmentos seleccionados de su diario "Otra vez", del segundo viaje por América Latina realizado en 1953 comenzando por Bolivia, junto a su amigo "Calica" Ferrer.

Texto base de las conferencias dictadas por el autor en diversos escenarios, entre ellos: en Puerto Montt durante el Encuentro de promoción del libro y la lectura "Al Sur de la Palabra", en 2005; en Altagracia (Argentina) el 2006 y en las Ferias del Libro de La Paz (2007), La Habana, 2007 y Buenos Aires, 2008.

Suele decirse por error que los hombres de acción, eminentemente prácticos, desprecian las teorías. Por tanto son muy poco aficionados a la lectura y nada amigos de los libros. No hay tal. La vida está plagada de ejemplos en contrario.

Los grandes transformadores de la humanidad, aquellos que dejaron huellas en su paso por la historia, fueron por lo general asiduos lectores y amantes de los textos, indepen­dientemente del soporte material donde hayan estado escritos, sea éste la piedra, el papiro, el bambú, la madera, la arcilla, el pergamino, el códice manuscrito o el libro impreso en papel. Ahí están para la muestra: Alejandro, Napoleón, Bolívar o Che Guevara.

Claro que, como en todo, hay excepciones que no hacen sino confirmar la regla. En nuestra América tuvimos un conquistador hispano, Francisco Pizarro, criador de cerdos, analfabeto para más señas, que realizó grandes hazañas, consideradas incluso proezas militares, como la de enfrentarse en Cajamarca con sus 164 arcabuceros a un ejército desprevenido y casi desarmado de 30.000 hombres que protegían al soberano inca.

Die historischen Figuren sind genau das, nämlich historisch, weil sie auf die ein oder oder andere Weise den Geist einer Epoche verkörpern und deshalb auch ihre eigene Zeit transzendieren. Ernesto Guevara de la Serna, kurz "der Che", ist so eine Figur. Geboren wurde er in Argentinien, er durchstreifte verschiedene Länder Südamerikas, in Kuba war er dann auf dem Höhepunkt seines Ruhms angelangt. Sein tragischer Tod in Bolivien trug dazu bei, ihn zu einem der wichtigsten Protagonisten des zwanzigsten Jahrhunderts zu machen.

Revista Barataria Nro. 2

1. Pretérito pluscuamperfecto

¡Los increíbles años 60! La década se inició con entusiasmos desmedidos. "El principal rasgo de nuestra época consiste en que el sistema socialista mundial se va convirtiendo en el factor decisivo del desarrollo de la sociedad humana...".

Reunidos en una conferencia en Moscú, así veían 81 partidos comunistas de todo el mundo aquel momento histórico.

Y quizá no exageraban. La Unión Soviética emergía como una superpotencia, disputándole supremacía a los Estados Unidos, país al que Nikita Jruschov se proponía alcanzar y superar en 2O años.

En 1956 el XX Congreso del Partido Comunista de la Unión Soviética había revelado y condenado los crímenes de Stalin. Los demonios malignos del socialismo habían sido exorcizados. Estaba en vías de consolidarse lo que se llamó la “comunidad socialista mundial”. La Unión Soviética, China y las "democracias populares" de Europa y Asia abarcaban un tercio del planeta.

Yuri Gagarin, desde su espectacular vuelo cósmico proyectaba con su ancha sonrisa una irresistible imagen de triunfo.

Si bien la Unión Soviética había enviado los tanques a Hungría supuestamente para "aplastar a la reacción", también había impedido la agresión a Egipto cuando Gamal Abdel Nasser nacionalizó el Canal de Suez. Apoyaba el impetuoso proceso de descolonización de Africa y Asia y apoyaría también a Cuba desde 1959.

Todo parecía indicar que efectivamente el mundo vivía “el paso continuado, irreversible y sistemático del capitalismo al socialismo”, proceso iniciado con la Gran Revolución Socialista de Octubre de 1917.

Tras el telón de fondo de la "guerra fría", iniciada luego de la derrota de la Alemania de Hitler, los dos sistemas sociales competían en todos los terrenos y creíamos que en un clima de coexistencia pacífica, el socialismo demostraría ser superior. Más y más pueblos protagonizarían las revoluciones socialistas o de liberación nacional. El capitalismo se hundiría irremediablemente, sumido en sus propias contradicciones y al influjo de la lucha anti-imperialista mundial.

Todos estos cálculos resultaron dramáticamente fallidos. Eran sueños revolucionarios que no se cumplieron. Peor todavía, muchas tendencias marcharon exactamente al revés...

Tags:

La Paz, 2003

Más de 35 años después de muerto, Ernesto Guevara de la Serna, más conocido como el Che, continúa proporcionando tela para cortar. Se dijo que hay preparativos en Hollywood para la producción de una nueva película sobre su vida; Mario "Pacho" O'Donell, hombre de letras y ex embajador argentino en La Paz, anunció en Buenos Aires una biografía novelada y un documental televisivo; la televisión estatal rusa (todavía existe) estuvo en Bolivia recorriendo los lugares por donde caminó el Che y también preparó un documental. En la reciente Feria Internacional del Libro en La Habana, fueron presentados numerosos títulos, publicados tanto en Cuba como en otros países y se exhibió una muestra de la producción bibliográfica boliviana, referida a este singular personaje.

(Documento publicado en varios medios en mayo de 2003)

Los acontecimientos guerrilleros de 1967 y la muerte de Ernesto Guevara de la Serna, el Che, configuran un hecho dramático de la historia de Bolivia en la segunda mitad del Siglo XX.

¿Cuento del tío o nuevo saqueo del patrimonio histórico documental de Bolivia?

La Razón. La Paz, Enero 2003

- Tú sabes mejor que nadie que esas preguntas no se contestan.

Así respondió Paco Ignacio Taibo II, periodista y escritor mexicano, uno de los grandes biógrafos del Che, cuando su colega argentino Miguel Bonasso le interrogó de qué manera llegó a su poder el original de un "cuaderno verde" del Che que dice tener en su poder.

Se trataría de un cuaderno con 69 poemas copiados a mano por el Che y que, por un rasgo suyo de "coquetería intelectual", ninguno lleva el nombre de los autores, a los que Taibo tuvo que identificar después de "profundos estudios" de la literatura hispanoamericana. Dice también que en la famosa foto del Che encima de un árbol escribiendo, logró ver "con lupas" que lo hacía en un cuaderno verde y no en su famoso diario como hasta ahora se creía (Taibo olvida que en 1967, no existía aún la fotografía a color).

Publicado en Quaderni della Fondazione Ernesto Che Guevara Nr. 5 (2002-2003)

"El relato de Rodolfo Saldaña inédito hasta ahora, hace una contribución única. Proviene de un revolucionario boliviano que se unió a Che Guevara en la campaña de 1966-1968, y que por toda una vida de trabajo político se mantuvo fiel a esa misma trayectoria"... "Saldaña había de unirse a la guerrilla como combatiente, pero las tareas que tuvo que asumir, las que le dio el Che, y el curso que tomó la propia lucha guerrillera, lo mantuvieron dentro de la dirección de la red clandestina del ELN (Ejército de Liberación Nacional) en las ciudades y en las regiones de las minas de estaño".

Buscar